Inicio arrow Artículos arrow Favorecer la comunicación y el lenguaje en contextos de la vida diaria
Favorecer la comunicación y el lenguaje en contextos de la vida diaria Imprimir E-Mail

María Gortázar Díaz. Servicio de AT de Lebrija (Sevilla).

PRECURSORES DEL LENGUAJE
 
1. HABILIDADES MOTORAS BÁSICAS
 
1.1. EJERCITAR LOS MÚSCULOS QUE UTILIZAMOS CUANDO HABLAMOS:  
Tu hijo necesita adquirir práctica en los movimientos de los labios, lengua y otras partes de la boca que necesitamos para hablar. Debe adquirir conciencia y control sobre los mismos. Para ello utiliza las actividades de alimentación y los juegos motores. Trata de que coma de todo lo que corresponda a su edad y no le facilites demasiado las cosas.
A) ALIMENTACIÓN:
LÍQUIDOS:
- Usa tetinas de biberón progresivamente mas  pequeñas.
- Varia progresivamente la consistencia de  las comidas de forma que se encuentre con  una resistencia al chupar.
- Anima a tu hijo, tan pronto como sea  posible,  a  beber en vaso o taza. Puedes ayudarle empezando por bebidas espesas. Otra ayuda es utilizar un recipiente con un corte semicircular en uno de los lados.
- Enséñale a beber en paja. Al principio puedes ayudarle inclinando un poco    el recipiente y usando cajitas de zumo.
SEMISÓLIDOS: (3/4-6meses)
- Dale alimentos de distintas texturas. (compotas, papillas, purés, batidos, yogur, queso fundido).
- Déjale  que se manche un poco y pueda relamerse.


SÓLIDOS: (6-8 meses)
- Usa alimentos que propicien movimientos laterales de la Lengua y la acción de morder (atún con mayonesa, galletas, trocitos de   carne, fruta, verdura, etc.). 
B) CONCIENCIA ORAL:
- Si tu hijo es un bebe, déjale que chupe sus manos y juguetes. Ofrécele juguetes de distintas texturas.
- Dale con tu dedo algún dulce como la miel, masajeando sus encías, tocando sus labios, paladar  y lengua.
- Juega a mover sus labios para hacer ruido, a golpear suavemente su boca con la mano abierta  para producir el sonido “aa”.
- Coloca al niño frente a un espejo y anímale a “poner caras”  o  a hacer movimientos con la boca. 
C) EJERCICIOS CON LA LENGUA, LABIOS Y OTRAS PARTES DE LA BOCA:
- Golpea suavemente su lengua siguiendo un ritmo.
- A medida que el niño vaya moviendo su lengua, anímale a ello. Puedes cogerle la lengua y movérsela a un lado  y a otro o arriba y abajo. Mas adelante intenta que la mueva sin tu ayuda, primero con ayuda de una piruleta, y luego solo, en juegos de imitación. Puedes   darle masajes con un cepillo de dientes eléctrico o empujar su lengua con el dorso de un cepillo de dientes.
- Colócale comida “pringosa” (miel, mermelada) encima de los dientes o de las encías.
- Mánchale los labios de helado o caramelo pringoso..
- Invítale a chupachus y helados.
- Juega a poner caras ante el espejo o sentados ambos frente a frente. Trata de que te imite movimientos cada vez   mas difíciles con la lengua, labios y mandíbula. (ver dibujos anexos). Si se trata de un bebe, comienza a imitarle tu a el.
- Trata de que diga sonidos distintos de forma rápida. A modo de juego, anímale a repetir rápidamente cosas como “pata” o “lalala”.                                                                                                      
D) INSPIRAR Y ESPIRAR CORRECTAMENTE:      
- Juegos de soplar (velas, papeles, pompas)
- Juegos de imitación de sonidos prolongados o mantenidos.
- Cantar vocales en escala musical ascendente y descendente.
- Masticar con la boca cerrada.
- Beber en paja.
- Jugar a inspirar-espirar representando un globo o cohete.
- Aprender a sonarse.
  1.2. IMITACIÓN MOTRIZ / SIMBOLIZACIÓN: 
El lenguaje se desarrolla en un contexto social, trata de que las actividades de imitación sean juegos compartidos de conocimiento mutuo y toma de conciencia personal.
- Imita acciones naturales del repertorio del niño y trata de construir secuencias por turnos imitando al niño.
- Anímale con canciones y juegos a imitar acciones motoras con su cuerpo.  Elige primero acciones con objetos (golpear, etc.) Y luego con partes visibles del cuerpo  (alzar la mano, aplaudir, decir adiós, etc.)
- Incítale a imitar acciones motoras orales (sacar la lengua, hacer “pedorreta”, etc.)
- Inventa juegos o actividades de la vida diaria donde se le proponga o anime a imitar movimientos motores y sonidos a la vez. Por ejemplo: al comer una chuchería o al jugar a las comiditas de mentira, tócate la barriga y emite el sonido “mmm”; tira un objeto sobre la mesa y emite “!pumba!”; golpear o llamar a una puerta y decir “tan-tan”.
- Selecciona algún movimiento y sonido que haga tu hijo e imítalo haciendo también algún comentario de agrado. Trata de asociarlo a alguna “payasada” o evento e intenta que lo repita de nuevo después que tu.
- Anímale y juega con el a hacer acciones simbólicas con objetos comunes o con juguetes. Mas adelante juega a actuar o a representar cosas o acciones sin objetos, solo con  el cuerpo.
- Enséñale como no solo te expresas con palabras. Utiliza la mímica de forma natural.   
2. HABILIDADES VISUALES: 
Comunicar supone compartir, el hecho de que adulto y niño posen juntos la mirada sobre algo indica que están compartiendo intereses y significados.
- Propicia la atención selectiva a estímulos visuales, especialmente a estímulos sociales.
- Fortalece el seguimiento visual y el contacto ocular.
- Fomenta la atención conjunta, enseñarle a mirar donde tu miras y a utilizar su mirada para compartir. 
3. HABILIDADES AUDITIVAS: 
Ayudar al niño en la práctica de escuchar y prestar atención a los sonidos, le va a facilitar mucho el aprendizaje del lenguaje. Ya desde los 2-3 meses de edad, el hecho de escuchar sonidos hablados se transforma en un estímulo bien definido para emitir sonidos propios.
- Atención al habla
- Localización de sonidos
- Identificación de sonidos
- Habilidades de escucha 
4. HABILIDADES SOCIALES Y COMUNICATIVAS: 
El desarrollo del lenguaje forma parte del compartir experiencias  o hechos placenteros con las figuras de apego y congéneres. El placer y las relaciones afectuosas son vitales en el desarrollo del lenguaje. Además, mediante  experiencias de interacción frecuentes y sostenidas, los niños aprenden las pautas de comunicación.  
- Fortalece las relaciones con tu hijo. Instaura una relación reciproca, propiciando la toma de turnos y la  reciprocidad en vuestras interacciones.
- Favorece la comunicación no verbal: 
- Gestos de anticipación y demanda en rutinas de la vida diaria y juegos.
- Gestos sociales y gestos naturales.
- Gestos o actos comunicativos para pedir y para compartir: protoimperativos y protodeclarativos.
- Gestos de  afirmación (“si”)  y negación (“no”).
- Comunicación total.
- Presta atención a la forma en que tu hijo expresa sus emociones y necesidades.   
5. ESTIMULAR LAS VOCALIZACIONES Y EL JUEGO VOCAL:
 El desarrollo vocálico temprano, es decir, la producción de los primeros sonidos y el balbuceo, desempeña un importante papel en la adquisición posterior del lenguaje. Los bebés muy estimulados oral y socialmente son más vocales que los menos estimulados, de modo que conversar con un adulto es fundamental en la estimulación del juego vocal y del balbuceo. 
- Habla y canta a tu hijo desde el nacimiento
- Atiende a todos los sonidos hechos por el niño y refuerza con sonrisa, tacto y vocalizaciones o comentarios verbales.
- Observa cuando y donde emite mas vocalizaciones tu hijo y favorece esas situaciones.
- Repite algunos de los sonidos que el niño emite.
- Juega a repetir sonidos a modo de balbuceo. Repite aquellos sonidos que tu hijo ya dice.
- Juega a vocalizar por turnos  y a emitir sonidos de forma exagerada y/o con distintas entonaciones.
- Usa rutinas de la vida diaria y juegos repetitivos para asociarlos a determinados sonidos vocálicos que repitas con frecuencia (“aamm” y “mmm” al darle de comer).
- Inventa juegos de acción donde combines gestos y/o  acciones  y sonidos: “el tren”, “la caja de luces”, “el buzón”, “la caja mágica”,etc.
- Selecciona o inventa algunos juegos estructurados con sonidos o canciones donde determinados sonidos objetivo puedan ser repetidos. Elige unos cuantos sonidos clave
- Para repetir  que formen parte del repertorio de tu hijo (por ejemplo para las bilabiales  /p/, /b/ y /m/ : Llamar a “papa” que se esconde, la canción de “el coche de papa”con la emisión “pipipi”; el juego de hacer pompas, el sonido  “muu” de la vaca, etc.). El empleo de la inflexión   exagerada puede mejorar la atención  y motivación del niño.
- Selecciona 4-5 palabras clave para cada sonido objetivo, de los que son mas fáciles para tu hijo, por ejemplo las bilabiales /p/, /b/  y /m/. Elige palabras de estructura silábica  simple (cv-cvc-vcv- cvcv duplicada) y  repítelas   con frecuencia, insertadas en las distintas rutinas de lavida diaria. Por ejemplo: “mamá”, “más”, “mio”,“papá”,“pipo”, “papas”, “va/ven/voy”, “bibi”. Otras palabras que se      pueden usar con frecuencia son: “nene”, “tata”, “aquí”,     “toma”, “!anda!”.
- Usa algunas de las vocalizaciones de tu hijo para  asociarlas a algún objeto o evento de su interés. Aprovecha los momentos en que tu hijo las produce espontáneamente para tratar que las repita asociadas a tu demanda.
- Utiliza la espera estructurada, haciéndole ver que en vuestras conversaciones le dejas su turno para decir algo. 
- Reproduce sonidos ambientales  y onomatopeyas de animales. Asocia estos sonidos a acciones con objetos,  y a juegos o representaciones. Si tu hijo discrimina fotos, asocia los sonidos a los dibujos o fotos del animal u objeto que representan.
- Cuando veas que tu hijo/a ya imita sonidos vocálicos, intenta practicar con ella la imitación directa de silabas aisladas y luego de palabras. Asocia cada sonido a un  gesto manual y a alguna acción u objeto llamativo. Comienza por sonidos del  repertorio de tu hijo y fáciles de decir, modelar y ver. Los sonidos mas fáciles son:    “p”, “m”,   “b”  y las vocales.


INICIOS DEL LENGUAJE HABLADO: 1ª PALABRAS
 
 1. ORIENTACIONES GENERALES
1.1. VUÉLCATE EN LA COMUNICACIÓN Y NO EN  LA  ARTICULACIÓN. 
1.2. IDENTIFICA SITUACIONES QUE OCURREN NATURALMENTE Y QUE  PERMITEN FOMENTAR LA COMUNICACIÓN: 
- Aprovecha las situaciones de la vida diaria para enseñar lenguaje a tu hijo y para incentivar su comunicación (la hora del baño, la comida, el paseo a la guardería, el rato de doblar y guardar la ropa…)
- Háblale a menudo. Descríbele lo que tu haces o lo que el esta haciendo. Dale las palabras que corresponden a las acciones, el nombre de los objetos que usáis, para lo que sirven o las consecuencias de esas acciones. No se trata de bombardearle o atosigarle, sino de aprovechar las situaciones por las que el niño muestra interés y de introducir el lenguaje de una forma gradual.
- Háblale preferentemente acerca de personas, objetos y hechos del aquí y ahora, presentes en el contexto al que el niño atiende. A medida que el niño desarrolle su lenguaje, le haremos comentarios acerca del pasado o futuro, en primer lugar inmediato.
- Utiliza las rutinas de la vida diaria para mantener intercambios comunicativos. Trata de reconvertirlas en una ACTIVIDAD CONJUNTA DONDE AMBOS PARTICIPÉIS AL MISMO NIVEL. Por ejemplo, en el baño:
 Adulto: “vamos al agua, ¿has visto el jabón?.
 !Jabón! !jabón”  ¿dónde estas?.
 Niño: abon, abon
 (señala) aquí
 Adulto: sí, está aquí.
 En la silla. Esta en la silla.
 (La madre empuja el bote) !Ah!, ¿qué ha pasado?
 Niño: e  ae
 Madre: Se cae. !Pumba!. Se ha caído. Se cae el jabón
 !Oh!, no llores (abrazando al bote de jabón en forma de
 muñeco, luego se lo ofrece al niño)
 Niño: no ore ,etc…. 
- Explora juegos y actividades nuevas que involucren al niño en interacciones cada vez mas prolongadas. Recuerda que los juegos y actividades deben partir de los niveles de motivación y actuación de tu hijo. Trata de aprender juegos nuevos o de pensar como complicar poco a poco los que ya usáis.
- Utiliza libros de imágenes y cuentos.
- Utiliza el juego simbólico.
- En los intercambios comunicativos, espera y respeta el turno de palabra de tu hijo. Recuerda que en ocasiones necesita un tiempo de reacción mas largo. Márcale o señala su turno de palabra.
- Aprovecha y atiende  todos los actos o intentos comunicativos del niño, tanto verbales como no verbales.
- En la toma de turnos conversacionales utiliza el modelado o imitación indirecta y la expansión.
  1.3. ADAPTA TU LENGUAJE AL NIÑO 
- Háblale despacio y de forma clara.
- Marca o exagera levemente la  entonación de los enunciados.
- Utiliza frases cortas, adaptadas al nivel de producción del niño.
- Repite o retoma la misma palabra varias veces variando el enunciado.
- Acompaña tu lenguaje de gestos naturales o de signos.
- Asegura la atención del niño antes de hablar.
- Evita enunciados interrumpidos y situaciones de ruido ambiental fuerte.   
1.4. ACOGE FAVORABLEMENTE TODOS LOS INTENTOS    COMUNICATIVOS DEL NIÑO. 
- Atiende y escucha todos los intentos comunicativos del niño.
- Muéstrale con tu expresión y tu actitud que te gusta que te hable.
- Evita corregir y reñir directamente al niño por sus enunciados mal dichos o mal articulados.
- Cuando tu hijo diga una palabra expande su lenguaje pronunciando correctamente esa palabra (añadiendo los sonidos que faltan) o añadiendo más palabras. 
2. ENSEÑANZA DE PALABRAS Y CONCEPTOS  
- Preocúpate por enseñar palabras y conceptos tanto en el aspecto expresivo como en el receptivo.
- Utiliza actividades variadas y repetitivas para un mismo objetivo. Proporciónale experiencias múltiples y ensayos repetidos.
- Comienza utilizando objetos y situaciones reales, después puedes utilizar  objetos en miniatura o de juego simbólico e imágenes.
- Puedes ir preparando una lista de las palabras más usuales del vocabulario infantil. Debes introducir  términos de nombres de personas y objetos, acciones,  descripción de objetos y propiedades, y conceptos de espacio y tiempo. Comienza por 10 ó 20 de las palabras que sean más representativas para tu hijo. Para trabajar la producción, procura seleccionar palabras de fácil articulación (palabras cortas, con sonidos /p/,/t/,/b/,/k/,/m/,/n/.
- Emplea los juegos estructurados de sonidos  y la imitación indirecta.
- Asegura la imitación generalizada.
- Emplea claves melódicas, ayudas visuales y gestos asociados a sonidos.
- Valora todos sus intentos. Refuérzale con comentarios, sonrisa, atención y la contingencia natural a su emisión.
- Fomenta o crea situaciones en las que sea necesario comunicarse y/o utilizar las palabras que quieres que tu hijo aprenda:
o PETICIONES (Esconde o retén el  objeto, olvídate de hacer algo o pasa  su turno en el juego o actividad, ponle obstáculos o sorpréndele).
o COMENTARIOS (haz que aparezca en lugares inesperados, preséntalo bajo una forma inusual, presenta acciones inesperadas o sorpresivas, anímale a compartir estados de ánimo...)
o DAR/PEDIR INFORMACIÓN (haz desaparecer un objeto y pídele que te ayude a buscarlo,  pregúntale sobre las imágenes de un cuento, pídele que le de un mensaje o le haga una pregunta a otra persona).
- Utiliza la comunicación total.   
COMUNICACIÓN TOTAL

- Utiliza el lenguaje hablado junto con signos y gestos naturales  cuando te comuniques con tu hijo. Al utilizar los signos no te olvides de hablar al mismo tiempo.
- Anímale a el a comunicarse tanto con sonidos vocálicos como con gestos y lenguaje signado.
- Enséñale signos para aquellas palabras que no sepa aun decir pero que sean importantes para el. Puedes comenzar enseñándole signos ligados a expresión de deseos (su alimento o actividad preferida, por ejemplo) , a nombres de objetos, personas o cosas que le llaman mucho la atención (los nombres de sus animales preferidos; o el signo de abuela ,por ejemplo) y palabras generales del tipo “mas”, “terminado” o “ayuda”.
- Siempre que tu hijo haga un signo o un gesto, tu debes de acompañarle diciendo a la vez la palabra correspondiente.
- A la vez que animas a tu hijo a comunicarse con signos, debes incitarle a producir lenguaje hablado y favorecer la imitación vocal generalizada.
- Enséñale los signos en situaciones naturales con valor funcional. Evita que aprenda signos por pura imitación, sin valor comunicativo. Enséñale a través de la guía física.
BIBLIOGRAFIA (2001) 
- Karnes Merle, B. (1993). Tú y tu pequeña maravilla I y II. Barcelona: CEAC.
- Clemente Estevan, R. A. (1995). Desarrollo del lenguaje. Barcelona: OCTAEDRO.
- Jefree, D. M. y McConkey, R. (1979). Ejercicios de lenguaje para niños con dificultades del habla. Madrid: SEREM.
- Kumin, L. (1997). Como favorecer las habilidades comunicativas de los niños con Sindrome de Down. Una guía para padres. Barcelona: PAIDOS.
- Monfort, M.; Rojo, A. y Juárez Sánchez, A. (1982). Programa elemental de Comunicación  bimodal. Madrid: CEPE.
- Monfort, M. y Juárez Sánchez, A. (1993). Los niños disfásicos. Descripción y tratamiento. Madrid: CEPE.
- Morfort, M. A. y Juárez Sánchez, A. (1989). Estimulación del lenguaje oral. Un modelo interactivo para niños con dificultades. Madrid: Santillana.
- Perera, J. y Rondal, J.A. (1995). Cómo hacer hablar al niño con síndrome de Down y mejorar su lenguaje. Un programa de intervención psicolínguistica. Madrid: CEPE.
- Pinedo Prieto, F.J. (1981). Diccionario mímico español. Celección Rehabilitación. Ministerio de trabajo.
- Rondal, J. A. (1993). Desarrollo del lenguaje en el niño con Síndrome de Down. Manual práctico de ayuda e intervención. Argentina: Nueva Visión.
- Sotillo,M. (1993). Sistemas alternativos de comunicación. Madrid: Trotta.
- Torres Gil, J. (1995). Como detectar y tratar las dificultades en el lenguaje oral. Sugerencias de actuación para el profesor. Barcelona: CEAC.

 

 
< Anterior   Siguiente >

Area reservada






¿Recuperar contraseña?
Este registro esta reservado a las familias de Alanda

Vídeos

video_alanda
Jornadas Alanda. Ver el video
thumb_disco_javier
Conferencia inaugural del programa de familias de la Asociación. Javier Tamarit Cuadrado, Responsable de Calidad Feaps. Ver el video

"Cambiar el cerebro para cambiar el mundo". Ver el vídeo 

"La ciencia de la compasión". Ver el vídeo 

"La revolución educativa". Ver el vídeo 

"El cerebro del bebé". Hemos encontrado un interesante documental sobre el cerebro del bebé... Ver el vídeo

Comunicación: Modelo ALANDA 1+2=12 congreso AETAPI 2008

modelo_ala

La comunicación en niños con autismo

Creencias erróneas

creencias