Inicio arrow Material
Material

Documentos

Ordena por : Nombre | Fecha | Clicks [ Ascendente ]
El propósito del artículo es ofrecer un panorama general de las características fundamentales de un sistema enfocado en establecer un ambiente escolar positivo y efectivo. El apoyo conductual positivo escolar está basado en cuatro principios fundamentales relacionados a (a) la aplicación de las ciencias conductuales, (b) la implementación de intervenciones prácticas, (c) énfasis en valores sociales importantes, y (d) una perspectiva sistemática.  El  apoyo conductual positivo escolar enfatiza un sistema preventivo de tres niveles que (a) rediseña los  ambientes de aprendizaje y  enseñanza para prevenír el  desarrollo y la ocurrencia de problemas conductuales, y (b) establece un apoyo intensificado y continuo para estudiantes con severos problemas conductuales. El apoyo conductual positivo escolar se define por cuatro elementos: resultados  de la enseñanza y  el aprendizaje, decisiones basadas en datos reales,  prácticas basadas en evidencia, y una aproximación  sistemática para la  implementación. Este artículo ofrece un resúmen y una descripción de las características esenciales del apoyo conductual positivo escolar.
(adaptado de Weterby & Prizant 1989)
A continuación se enumeran ejemplos de actividades que pueden servir de palanca para la comunicación. No debemos tomarlas como tareas de aprendizaje, sino como “ofrecimientos” para activar la interacción. Son formas de “darle cuerda” a la comunicación. La acción debe continuarse a la mínima respuesta por parte del niño o de la niña (es decir, recompensaremos inmediatamente su acción o intento comunicativo) y poco a poco aumentaremos el nivel de complejidad antes de responder. Todas estas actividades deben ir acompañadas de verbalizaciones sobre los objetos, expresiones emocionales exageradas de sorpresa, atribuciones de petición, etc.