Habilidades sociales
susto_enfadado

 “La sintonía entre los seres humanos es una fuerza base esencial para el desarrollo mental desde el momento mismo del nacimiento...” (J. Tamarit) 

En un principio, para los niños con dificultades, es muy complejo el paquete llamado “habilidades sociales”, consistente en un conjunto sutil, complejo y variado de normas intangibles. Por eso hay que clarificar el mundo, dosificarlo y hacerlo digerible. Al comienzo de la intervención las situaciones son individuales y artificiales, pero siempre dentro del contexto natural del niño y con el aprovechamiento del aprendizaje incidental, es decir todo lo que ocurra en el entorno se debe aprovechar como fuente de aprendizaje. 

Después de que los niños han aprendido a comunicarse y relacionarse con los adultos, en el que se ha trabajado la comunicación y la relación con el otro, los niños pueden haber aprendido las estrategias necesarias para estar en grupo. Por lo tanto, cuando llega este momento, ofrecemos la oportunidad de participar en actividades y juegos con los  iguales. Esto nos permite seguir trabajando habilidades esenciales para relacionarse con el otro a un nivel más complejo, donde existe el caos y donde las relaciones son mucho más rápidas e intensas.  Al trabajar en grupos reducidos (4 - 5) podemos poner en práctica situaciones reales que van a ocurrir en el día a día y que los niños y niñas con dificultades necesitan aprender a resolver. Se les enseña a respetar el turno, seguir una conversación, tener en cuenta al otro, tomar decisiones con los demás, resolver conflictos, tolerar la frustración, alegrarse por los demás, aprender a perder etc… Las habilidades sociales se van aprendiendo de forma natural, a medida que las van necesitando en situaciones concretas. Para ello, creamos actividades que sean cooperativas, como jugar por parejas o equipos, preparar la lista de la compra, ir a hacer la compra o decidir qué juego van a utilizar esa tarde. Marcamos juntos una serie de normas muy claras, que les sirven para saber por adelantado lo que se espera de ellos en cada situación, y en algunas ocasiones utilizamos el uso de “contratos” para conseguir que las lleven a cabo.